jueves, 22 de septiembre de 2011


MI MÁS PEQUEÑA ALUMNA DE ENFOQUE

 "ACOMPAÑA" A SU PAPÁ

 Una Singular Experiencia

Juan B. Prado Flores* 

Al concluir un curso de Enfoque Bio-Espiritual me dice Víctor: “Me ha servido mucho esto del Enfoque. Quisiera que después nos diera un curso a mí y a mi hija Sofía”. Sorprendido, (Sofía tiene sólo siete años de edad) pues nunca había pensado hacer algo así, pero a la vez estimulado por la novedad de su petición, le dije que sí.
Lo llevamos a cabo y hacia el final del programa, tras haber estado yo acompañando a una y al otro en sus ejercicios de enfoque y mientras ellos veían cómo hacía el modelado del papel como pareja de enfoque, sentí que ya podíamos entrar en la etapa final en la que, turnándose, ellos enfocaran y se acompañaran mutuamente. 

Llegaron a la sesión, pero Víctor tuvo que dejar la oficina unos minutos. Mientras lo esperábamos, Sofía bostezaba una vez tras otra. Al verla así, le pregunté si tenía sueño; entonces me dijo que estando dormida antes de venir a la oficina, para despertarla, su mamá le había gritado. “Y ¿cómo se siente esto Sofí?” -Le pregunto. “Triste” -me dice. “Y, dónde se siente esto triste”. Me señala su pecho. Le pregunto si podríamos ir con ese lugar triste acercándonos delicadamente para estar con él y acompañarlo un ratito, y me dice que sí. Atiende a la manera del Enfoque su asunto, hay un cambio notorio es su cuerpo entero  y en eso regresa su papá. Entonces ella nos comparte su proceso interno con muchos detalles llenos de afecto hacia su tristeza y cómo hicieron muchas cosas, entre ella y sus sentimientos, hasta ponerse a jugar amigablemente. Víctor y yo la mirábamos y la escuchábamos extasiados (porque además Sofía, es una niña con una carita y una sonrisa encantadoras).
Entonces la pequeña le comenta a su papá que yo hablo bajito. Yo supuse que ella no había escuchado bien mis indicaciones al acompañarla a enfocar y que quería que yo subiera el volumen de mi voz. Les hago ese comentario, pero ella dice, “¡Nooo!” Entonces su papá comenta que él cree que lo que Sofía trata de decir es que le gusta cómo yo le hablo. Ella, con una sonrisa y asintiendo con su cabeza le dice a su papá: “Me gusta cómo me habla el doctor Prado.” (Para entonces me preguntaba si ella aún estaría hablando desde la sensación-sentida de su enfoque, notando físicamente la diferencia entre la manera como, minutos antes, la había despertado su mamá y mi manera de invitarla a ser delicada y cariñosa con su tristeza; pero, por otro lado, yo no llegué ni remotamente, a pensar que esa misma sensación-sentida sería el referente corporal directo que la llevaría a lo que estaba por venir…)
Sin saber exactamente cómo planteárselo, -temiendo que tal vez no funcionaría-, simplemente les dije que era el momento de acompañarse entre sí y que si estaban de acuerdo en comenzar esa fase del curso. Con una elocuente sonrisa y un rotundo “¡SÍ!”, se dispusieron a comenzar. Esto me alivió. Entonces les dije que como Sofía ya había enfocado, yo sugería que primero ella lo acompañara a él. Les pareció muy bien y enseguida ¡se tomaron de la mano!, mientras se regalaban una tierna sonrisa y Víctor cerraba sus ojos. Era como si finalmente recibieran lo que habían estado anhelando durante todo el curso.
Yo estaba listo para asistir a Sofía. Él encontró un sentimiento agradable que al atenderlo lo llevó a un asunto doloroso al que le dio seguimiento mediante las indicaciones de Focusing que le daba su hija llegando a un cambio sentido evidente. Al finalizar, con la resolución del asunto atendido, vino una serena sonrisa en él mientras abría sus ojos. Estábamos felices. En eso, me doy cuenta de que Víctor está viendo algo en la mano de Sofía que él le había tomado al inicio de su enfoque y que ahora ella le mostraba con toda tranquilidad y sin ninguna muestra de desagrado; Víctor le pedía sentidamente disculpas a su hijita; le había estado apretando tan fuerte la mano durante los 15 minutos que había enfocado, que le había magullado un dedito. Yo mismo verifiqué que tenía una marca en su dedo lastimado por el apretón. Mientras abrazaba a su papá, con una tierna sonrisa y sin pretensión alguna, ella le hacía saber: “Estoy bien papi. No me duele”.
Yo estaba admiradísimo de cómo ella había permanecido dándole una presencia tan cálida y amorosa tanto a su papá como al proceso que en él se estaba desarrollando aun a costa del dolor que él, involuntariamente, le había estado produciendo,  sin siquiera haber llevado su mirada a su mano mientras lo acompañaba y sin mostrar en ningún momento desconcentración en su papel de Compañera de Enfoque. ¡¡¡El dolor por el apretón no le impidió seguir el proceso y conducirlo!!!! Tampoco me pidió que le hiciera saber a su papá lo que estaba ocurriendo en su mano. La alegría de estar acompañándolo en todo su proceso parecía haber colmado sus anhelos. Disfrutamos plenamente cuando al responder preguntas de Sofía sobre el proceso del Enfoque -no sobre los contenidos-, Víctor nos dio una idea general, discreta, de los pasos que se habían sucedido y cómo había venido su cambio sentido.
Esta experiencia me ha dejado maravillado de hasta dónde, un ser humano de sólo siete años de edad tiene el poder espiritual y es capaz de ofrecerle una presencia tan cálida y amorosa a otro ser humano, permaneciendo disponible para él, con todo y haber estado sufriendo dolor físico continuo ¡y por tanto tiempo!
Así cerramos esa sesión de un curso en el que jamás había yo pensado; fue a Víctor a quien le vino la idea (seguramente desde su propia sensación-sentida de lo que para él ha sido el Enfoque). Recuerdo que al sostener corporalmente su solicitud, mi repuesta surgida de dentro fue: “Suena bien, sí se los voy a dar…” Pero ahora caigo en la cuenta de que lo que ellos me dieron estará grabado por siempre en mí, convirtiéndose en una invitación para compartir, sembrar y practicar el Enfoque acompañando los padres a sus hijos, y a la vez, ¡los hijos acompañando a enfocar sus padres!
Víctor y Sofía siguen llevando a cabo regularmente sus ejercicios de enfoque, lo que les ha ayudado tremendamente a uno y a otra. A Víctor además de mejorar sus relaciones familiares, también le ha ayudado en su trabajo y en su creatividad personal. A Sofía le ha mejorado su autoestima, sintiéndose mejor estudiante, ya que antes ella se juzgaba a sí misma tonta por no alcanzar los progresos escolares exigidos por su maestra, por lo que la habían mandado con la psicóloga de la escuela.
Al releer lo anterior y atender la sensación de plenitud que ello generaba en mí, vino que gracias a las indicaciones del Enfoque Bio-Espiritual, ni Sofía trató de indagar sobre el asunto de su papá (intrusión) ni Víctor le hizo cargar a su hija sus asuntos de adulto (abuso). Al atender esto viene que esos son dos ingredientes claves para integrar una auténtica y duradera comunidad de amor y vida dentro del seno familiar, lo que no sólo nos ha estado faltando por demasiado tiempo, sino que ni siquiera se nos había ocurrido antes. También vino el recuerdo de unas palabras que cuando yo tenía ocho años, escuché de boca de mi hermana mayor quien las había recibido en su clase de filosofía en la Preparatoria: “Para Aristóteles el principio de la filosofía es el contenerse”. Con esto vino que en la actualidad la psicología, la filosofía y la espiritualidad están llegando a un mismo punto práctico de confluencia, y que ese punto, señalado por la palabra contención (amorosa), era lo que Sofía había hecho consigo misma y lo que a la vez le había propiciado a su papá un espacio donde él pudiera estar contenido en, dentro-de, su cuerpo, donde se lleva a cabo el proceso del Enfoque, del cambio y de la salud integral.
También vino que a partir de esta experiencia y con lo que a partir de ella se me sigue regalando, yo -y cualquiera otro-, podría escribir un libro. Esto en alusión a lo que nos muestra la “Filosofía de lo Implícito” de Gendlin, y que cualquiera que haga Focusing puede corroborar: que uno siempre puede seguir diferenciando lo que está debajo de sus sentimientos, esto es, que siempre surgirá algo MÁS desde cada una de nuestras sensaciones-sentidas, tal y como lo siguen experimentando Víctor y su pequeña hija Sofía.
Reciban un afectuoso saludo.

*Juan B. Prado Flores. Médico pediatra neonatólogo. Exjefe del servicio de Cuidados Intermedios Neonatales del Hospital de Gineco-Obstetricia No. 4 del IMSS, México, D. F. Miembro del Institute for Bio-Spiritual Research, http://www.biospiritual.org. Miembro y Professional Associate de: The Focusing Institute http://www.focusing.org/. Miembro de la Asociación Mexicana de Psiconeuroinmunoendocrinología (AMPNIE, A. C.). Profesor de Focusing del Centro Cultural Ítaca http://www.desarrollohumanoitaca.com/, Profesor de Enfoque Bio-Espiritual de CREE, A. C., http://www.creeac.com.mx/ Dirección Electrónica: jubpr@yahoo.com, juanbpr@gmial.com

sábado, 17 de septiembre de 2011

UNAS PERTINENTES CONSIDERACIONES

  
El trabajo al interior del ser humano es algo inacabado. Continuará mientras tenga un presente y esté abierto a él. Todo lo nuevo viene de un antes que intrínsecamente estaba ya configurando ese después. Y ese nuevo-después, a su vez sigue configurando el próximo paso hacia adelante, sin más límite que el que nosotros le pongamos.

Cada experiencia de Enfoque aquí compartida es un paso de un proceso que siempre va hacia adelante.

Sin ese paso no podrían haberse dado los subsecuentes, pero ni el primero ni el último ni la sucesión de ellos es la (ni mi) última palabra.

Nada de lo que comparta yo en este blog es lo ya definitivamente establecido para mí, pero es lo que ha estado siendo verdad en el tiempo en que vino esa experiencia y todo ese conjunto de experiencias son mi verdad hoy. Verdad que seguirá afinándose, distinguiéndose, modificándose en mí a través de tal después evolutivo.

Así que las experiencias que se comparten en este blog son como cortes transversales de una situación dada, pero cada una de ellas es llevada hacia adelante dentro de y por, la persona que está en tal proceso, es decir, en autodesarrollo.

Mi invitación es a que tú también entres en este inacabado y agraciado proceso que siempre será experimentado como regalo, como don, como gracia.

¡Recibe un caluroso abrazo!

Juan B. Prado Flores

viernes, 16 de septiembre de 2011

INVITACIÓN



INVITACIÓN

¿Deseas vivir más plenamente tu aquí-ahora? 


¿Te interesa saber qué es lo que sientes, lo que quieres y lo que necesitas

en cada situación?
¿Te gustaría contar con una vía para encontrar
el sentido, la dirección, el significado y el
propósito de tu vida desde tus propios
y personalísimos procesos internos?
 ¿Anhelas ser alguien que se escucha compasiva y sanadoramente
 a sí mismo(a) y… a otros?

Entonces puede interesarte esta personal Invitación, ya que
tú puedes hacer todo esto y mucho más, mediante la técnica/proceso que
aprenderás en este curso-taller, al tiempo que vas descubriendo en ti
al genio interior que ya llevas dentro...

________________________________________________


CURSO-TALLER
SÁNATE A TI MISMO(A)
________________________________________________


“…enfermedad es vivir en la rutina,
con valores ajenos, sin haber estado en
contacto nunca con la vida que fluye
dentro de cada uno; sin haber sentido la
complejidad de las propias experiencias
de donde surgen las alternativas…”

E. T. Gendlin, Ph. D., Psy. D.
Creador de Focusing

+++

“No tenemos que preguntarnos
si un síntoma es físico o psicológico;
toda experiencia humana implica
ambos”
E. T. Gendlin

***


Toda experiencia menos que nutricia genera distress.
Éste juega un papel preponderante en las cinco principales causas de

muerte a nivel mundial porque afecta nuestro sistema
PSICO-NEURO-INMUNO-ENDOCRINO-EMOCIONAL y nuestro
EPIGENOMA-GENOMA-PROTEOMA. Ello altera todas las funciones del
organismo incluyendo nuestra conducta y nuestro aprendizaje.
Pero también puede –si sabemos tratarlo- ser el punto de partida

para una vida más auténtica y saludable.

Dr. Juan B. Prado Flores

++++

Al aprender a obtener nuestras
propias, únicas e irrepetibles
respuestas, los problemas
se convierten en experiencias
integradoras y fortalecedoras

Dr. Juan B. Prado F.

  ***

“El acto más sanador que puedes hacer para ti mismo(a) y

el más socialmente válido es, la
paz contigo mismo(a)”

Peter A. Campbell, Ph. D.
Codirector de The Bio-Spiritual Research Institute

***

Tu Proceso Corporal lleva adelante todos los asuntos importantes de tu
vida al encontrar dentro de ti la fuente de poder que te da dirección,
salud e integración, experienciándote, agradecido(a), como conciencia viviente
de la realidad total  
Dr. Juan B. Prado F.

***


El proceso de la plenitud humana, al cual accedemos mediante nuestrro
propio cuerpo, -que no es ni complicado ni desgastante-
pone a tu alcance el enorme potencial de desarrollo y creatividad
que yace dentro de ti esperando ser puesto en acción,
 lo cual ciertamente ¡disfrutas!
 Dr. Juan B. Prado Flores

****



La experiencia de enfocar se correlaciona en el electroencefalograma,
 con patrones de ondas que expresan el más alto nivel de
reorganización cerebral conocido 
Marilyn Ferguson, Ph. D.

****

En mi más grandioso sueño, los niños enfocaban unos con
otros.  Ese día, las guerras habrán, de verdad,
terminado”
Gloria Bruinix.
Ludoterapeuta

***
La Nueva Humanidad –no estructurada ya sobre los desgarradores

patrones de dominio del pasado-, está surgiendo

de modelos que, como el Proceso Bio-espiritual,
ofrece a los individuos, a las comunidades y a las sociedades,

el desarrollo auténtico y progresivo al que parte de la humanidad

ya se orienta
              
                                                                         Dr. Juan B. Prado F.

__________________________________________


DR. JUAN B. PRADO FLORES
Miembro del
INSTITUTE FOR
BIO-SPIRITUAL RESEARCH
http://www.biospiritual.org

Miembro de
THE FOCUSING INSTITUTE
Miembro de la
Asociación Mexicana de Psiconeuroinmunoendocrinología
(AMPNIE, A. C.).

*

Profesor de Focusing del
CENTRO CULTURAL ÍTACA

COLABORADOR DE:
Focusing Institute Argentina
de:
Enfoque Bio-Espiritual, México
de:
de: 
CreandoTuVidaTV:
de:
LOVING AT THE EDGE: Recovery Focusing http://www.recoveryfocusing.com/

________________________________________________________


Teléfonos
Oficina: 56 88 41 98
Celular: 04455 2732 9629

E-mail: jubpr@yahoo.com